Centros de conductas adictivas

desintoxicacion

desintoxicacion

Las Unidades de Conductas Adictivas (UCA) de los departamentos sanitarios del Hospital General y del Vinalopó reciben cada año a más mujeres que deciden dejar el tabaco. Así, si el público masculino representa un 75% del porcentaje a nivel general, teniendo en cuenta todas las sustancias, en el caso del tabaquismo ambos sexos están prácticamente igualados. Esta tendencia se ha venido notando en los últimos dos o tres años, según apuntan desde ambos departamentos sanitarios.

En el caso del Hospital General, la UCA atendió el pasado año 315 primeras consultas, de las que en torno al 40% eran para dejar el hábito del tabaco. Unas cantidades muy parecidas a los últimos años, con la única diferencia de que cada vez son más mujeres. Así, si en el 2014 éstas suponían el 40% de los casos que atendían, 2016 se cerró con ambos sexos ya igualados.

La médico responsable del servicio en el Hospital General, Pilar Ruiz, explicó que el aumento ha sido progresivo a lo largo de los últimos años y que, actualmente, ya se han equiparado por completo las cifras entre ambos sexos.

En cuanto a la franja de edad, la mayor demanda de tratamiento se centra entre los 40 años en las mujeres y de los 50 años en los hombres. No obstante, también se ha apreciado que la deshabituación al tabaco se solicita a edades más avanzadas que el alcohol, que es la sustancia por la que se reciben más consultas, con el 45% de las atenciones en este departamento.

La trabajadora social de la UCA del Hospital General, Albertina Pérez, explica que las personas que atienden por tabaquismo aumentan año a año. «Influye, sobre todo, la Ley y el precio del tabaco, unido con todas las campañas que se están realizando», apuntó Pérez.

Desde el centro de desintoxicación Teca, la médico responsable de la UCA, Magdalena Mateo, coincide a la hora de destacar que el número de mujeres para dejar los cigarrillos está aumentando y los porcentajes andan equiparados o ya incluso las mujeres pueden superar a los hombres. En este centro han recibido un total de 470 primeras consultas y reinicios, de los que el 19% corresponden al tabaco, la segunda adicción por detrás del alcohol (25%), y seguida de cerca por la cocaína y el cannabis, con sendos 16%. A nivel global, también en la UCA de este departamento, el 75% de pacientes que atienden es público masculino.

«Ahora está mal visto fumar y hay más conciencia del problema. Además, la gente también menciona que quieren dejarlo para sentirse más libre, en el sentido de que no quieren tener que salir a comprar una noche tabaco porque no les queda, por ejemplo», expresó la facultativa.

Por otro lado, también están quienes acuden a la UCA para dejar el tabaco por alguna patología. El Hospital del Vinalopó dispone de la Unidad de Deshabituación Tabáquica que se encarga de estos casos. La neumóloga responsable, Ana Camarasa, apuntó que el objetivo es ayudar a los pacientes que solicitan orientación para realizar «un intento serio para dejar el tabaco. Intentamos motivarlos, decirles las consecuencias que a la larga tiene el tabaco en la salud para que se decidan», explicó.

De este tipo, en 2016 la unidad atendió a 327 consultas médicas y 169 de Enfermería. Los pacientes que llegan a este servicio tienen ya enfermedades relativas al consumo de tabaco y vienen derivados de otros especialistas o de atención primaria, señaló la facultativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *